El Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria y el Patrimonio Mundial

La Caldera de Tejeda y sus aledaños, en el centro oeste de la isla de Gran Canaria, da al Paisaje Cultural de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria su dimensión espacial. Un marco natural de reconocida y reconocible riqueza, tanto por sus características geológicas como por su biodiversidad.

La dimensión temporal se la otorgan los más de dos mil años de ocupación humana de este territorio por dos culturas diferentes: una primera de raíz amazige norteafricana que en multitud de aspectos se funde con otra de origen europeo a partir de finales del siglo XV d. C. 

Esta interacción entre lo natural y lo humano a lo largo de los siglos ha dado como resultado un Paisaje cultural capaz de ofrecer múltiples lecturas, desde el carácter sagrado con el que la cultura prehispánica dotó a la tierra y el cielo, hasta el ancestral hábitat troglodita o las diferentes formas de uso y aprovechamiento de los recursos, muchas de ellas heredadas de una realidad histórica a otra. 

Todos estos valores se sintetizan en el extraordinario enclave de Risco Caído, donde la primera población de la isla construyó un poblado troglodita, reocupado hasta mediados del siglo XX, en una de cuyas cuevas lograron dominar al tiempo.

Todo ello ha hecho merecedor a este Paisaje cultural a ser candidato a formar parte de la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Descargar la obra