Inaugurada la exposición sobre el Paisaje Cultural

La mágica luz del sol en Risco Caído será reproducida en la torre del Cabildo

Unas gafas de realidad virtual harán sobrevolar al visitante por los barrancos y sentir que es morador esta misteriosa cueva

La muestra itinerante estará en el Patio del Cabildo hasta el 23 de junio (lunes a viernes, de 09:00 h a 19:00 h y sábados de 09:00 h a 12:00 h) y luego recorrerá los municipios de Gran Canaria 

Los días 21 y 22 de mayo se celebra en la Casa de Colón la VI edición de las Jornadas de Risco Caído con una docena de científicos

La mágica luz del Sol en su recorrido por los grabados de la cueva de Risco Caído será reproducida cada noche en la torre del Cabildo para atraer al público al Patio, donde una exposición le descubrirá los elementos que convierten este enclave en un lugar único entre las 100.000 islas mundo, lo que le ha valido su candidatura a Patrimonio Mundial de la Unesco.

La muestra ha sido presentada por el presidente del Cabildo, Antonio Morales, y estará en el Patio del Cabildo hasta el 23 de junio, momento en el que iniciará un periplo que la llevará por Gáldar, Artenara, Tejeda y Agaete hasta final de año y, a partir de enero, por los municipios que lo vayan solicitando, agregó el consejero de Cultura, Carlos Ruiz. 

También fue presentado programa  de la VI edición de las Jornadas de Risco Caído, que se celebrarán el 21 y 22 de mayo en la Casa de Colón, donde serán desveladas distintas investigaciones realizadas en torno a la arqueoastronomía y el legado cultural de las comunidades de la antigüedad del Planeta de la mano de once eminentes científicos.

Exposición itinerante

La exposición proporciona al visitante gafas de realidad aumentada para que realice una visita virtual no solo al almogarén de Risco Caído sino también a otros enclaves del paisaje cultural. 
La experiencia le llevará a sobrevolar el paisaje como si fuera un dron, a mirar a sus pies y solo ver el precipicio y a situarse en el interior de la cueva y observar la entrada de la luz y los grabados hasta que, el aislamiento que le proporciona las gafas, le haga sentirse morador de su fascinante bóveda.

La luz del sol entra el primer día de la primavera a Risco Caído y realiza su recorrido hasta el otoño, un fenómeno que sigue guardando secretos y despertando intrigas de investigadores nacionales e internacionales, ya que aún no terminan de dilucidar cómo los aborígenes pudieron tener un control tal de la astronomía que lograron crear este prodigio que hasta hace pocos años era un pajar. Fue descubierto por pura casualidad y ahora avanza a su declaración como Patrimonio Mundial como núcleo de una propuesta que finalmente ha sido ampliada a los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria.

Estos espacios, situados en el corazón de Gran Canaria, presentan además la mayor concentración de triángulos púbicos del mundo, y a ellos está dedicado el primero de los paneles de la exposición, que dedica otro a los celajes, porque espectacular es por el día, por las noches con sus estrellados cielos estrellados no lo es menos. 

Nuevas tecnologías para prodigios ancestrales 

La muestra lleva de la mano al visitante a través de la espectacularidad de este paisaje gracias al uso de las últimas tecnologías aplicadas a la arqueología y para facilitar la interpretación el Cabildo también usa monitores, pantallas táctiles, pared de video y descargas de vídeos e información a través de códigos QR para que el visitantes se pueda llevar piezas multimedia para consultarlas en cualquier momento o compartirlas.
Los visitantes también tienen posibilidad de participar en este proyecto reflejando su opinión en un libro de firmas y apoyando la candidatura mediante adhesiones personales o colectivas, difundiendo el proyecto y la muestra en redes sociales o con una autofoto con la etiqueta #exporiscocaido. 

Además, destaca el potencial de la declaración para la mejora de la calidad de vida de los habitantes de los cuatro municipios integrados en la propuesta en particular y para toda la población canaria en general.
La exposición forma parte de una amplia serie de acciones impulsadas por el Cabildo grancanario para poner en valor la singularidad del paisaje cultural y a la vez hacer reflexionar y sensibilizar a la población apelando a la significación sagrada que tuvo esta zona para los antepasados y el tesoro medioambiental que supone para las generaciones venideras. 

Jornadas en la Casa de Colón

En estas acciones se enmarcan las Jornadas de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria con especialistas de astronomía, astrofísica, tradición oral, arte y geomática, entre otras disciplinas.
La norteamericana Annette Lee, astrofísica directora del planetario de la Universidad Estatal de St. Cloud reflexionará sobre la memoria oral y los nativos observadores del cielo, las tribus indias norteamericanas, mientras que el peruano Iván Ghezzi, director del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, desvelará las últimas investigaciones del Complejo Astronómico Chankillo. 

Este enclave también promueve su candidatura a Patrimonio Mundial y guarda ciertos paralelismos con Risco Caído, incorporando la dimensión astronómica y el celaje en su formulación. Además, el presidente de la Sociedad Europea para la Astronomía en la Cultura, César González, se referirá a las sociedades que habitaron en el noroeste peninsular constituidas por castros o celtas y su relación con el celaje que habitaban.

También habrá oportunidad de escuchar a Sarai Cruz y  Yeray Rodríguez, doctores en filología hispánica, que realizan un trabajo espectacular de recuperación de la memoria histórica aún viva en los pobladores de este enclave, de los que habrá proyecciones en el Escaparate del Cabildo, así como a Carlos J. Gil, ingeniero geomático, y al físico Kevin Soler, además de a Julio Cuenca, arqueólogo que descubrió la cueva, a José Juan Guillén y José de León, inspectores de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria, y a Cipriano Marín, consultor de la Unesco y coordinador del expediente de Risco Caído.